Intenso duelo para la tarde del domingo.

La tarde del domingo nos trae una apuesta interesante de fútbol en el Coliseum Alfonso Pérez, un duelo intenso y emocionante en lo alto de la clasificación de la Liga Santander, correspondiente a la jornada nº 25 entre los equipos del Getafe CF y el Sevilla FC, donde está en juego afianzarse en puestos que dan opción a jugar la Champions League la próxima temporada. El Getafe tiene la ilusión de poder jugar la temporada que viene la máxima competición europea, algo que se le escapó en las últimas jornadas de la temporada pasada y que marcaría un hito en la historia del equipo madrileño. A su vez, por presupuesto, límite salarial y por no frenar su crecimiento, el Sevilla FC debe de apostar por entrar en Champions, que es el verdadero objetivo de los de Nervión, aunque obviamente su consecución alberga una elevada dificultad por la competencia e igualdad en la pugna por Europa.

El Getafe de Bordalás está viviendo una temporada de ensueño, donde está revolucionando La Liga Santander con una meritoria tercera posición. Bajo su sombra, hay muchas críticas por tener una filosofía defensiva, donde algunos hablan de excesiva intensidad en su juego. Más allá de eso, el Geta está realizando una temporada de fantasía, la mejor de su historia a estas alturas, y, si bien la pasada temporada se quedó al borde de jugar la Champions, en esta ha vuelto a presentar su candidatura gracias a su fiabilidad y la apuesta del compromiso de todos y cada uno de los jugadores. El Getafe, desde luego, no brilla por sumar altas cifras de posesión cada partido. Fútbol directo transformado en éxito. Brillar en defensa y ser eficiente en ataque. Y en el tema de acertar con los jugadores, el equipo madrileño suele acertar casi siempre; sobre todo en un puesto importantísimo de un equipo, el del gol.

Para ese puesto cuentan con Jorge Molina, Mata y el recién fichado Deyverson, para los 2 puestos en el reconocible e innegociable sistema del 4-4-2 de José Bordalás. Enfrente tendrán a un Sevilla que llega con muchas dudas en este tramo de temporada. El mal inicio de 2020 ha rebajado las expectativas de un sevillismo que se fue de vacaciones navideñas soñando con la apuesta por pelear con Real Madrid y Barcelona y que teme que, por tercer año consecutivo, el equipo se caiga en la segunda vuelta. El equipo dirigido por Julen Lopetegui, esta marcándose un paupérrimo inicio de año por tercera temporada consecutiva, donde no se puede ni se debe obviar el ridículo perpetrado en Miranda de Ebro en la Copa del Rey, cuyas consecuencias aún se pagan.

El entrenador sevillista tiene que reencontrar el rumbo de un equipo que jugaba de memoria, donde al empezar esta temporada llegó a luchar por el liderato de la Liga Santander. La nota positiva de este año en el Sevilla es Lucas Ocampo. La apuesta por el entendimiento de Ocampos con Jesús Navas en la banda derecha se ha visto reflejado sobre el césped desde el primer partido oficial. De hecho, casi todo el peligro en ataque de los de Lopetegui llega por ese flanco. Con Ocampos, De Jong, Suso y Nolito en su parcela ofensiva, el equipo andaluz tiene bastantes argumentos para encontrar el camino al gol. La nota negativa es la defensa del balón parado, donde está dando a Lopetegui más quebraderos de cabeza de la cuenta en los últimos partidos.

En lo que se refiere a sus enfrentamientos, el equipo azulón le saca ventaja al equipo sevillista en el Coliseum Alfonso Pérez. El estadio del Getafe no es un talismán para el Sevilla, donde se han enfrentado en Primera División 14 veces, con una saldo favorable para el equipo madrileño de 8 victorias y 4 empates, por solo 2 victorias del equipo de Nervión. Pero el Sevilla ya sabe lo que es ganar al Getafe esta temporada, ya que en el partido de ida disputado en el Sánchez Pizjuán ganó por 2 goles a 0. Pero en un duelo en lo más alto de la Liga, donde para ambos equipos es la apuesta por afianzarse en puestos Champions, todo quedará más igualado y se verá un partido vibrante y emocionante que hará las delicias de todo aquel que le guste el fútbol.